Brasil 2014: Jugando a adivinar

Ya está. Ya llega. La pelota está a punto de empezar a rodar. El Mundial de Brasil 2014 comenzará en cuestión de horas. Parece que fue ayer cuando hablábamos de vuvuzelas y jabulanis, pero no, ya pasaron cuatro años. Y acá estamos, otra vez, haciendo predicciones, para no perder la costumbre. Aunque esta vez esperé hasta último momento. De hecho, me dije que no escribiría nada. Varias veces aborté todo intento al respecto. Pero la cabra tira al monte…

CopadelMundoBrasil


Este año he visto muy poco fútbol y llego a este mundial con cierta indiferencia, con una mezcla de desencanto y saturación. Por lo tanto, mis predicciones serán puro olfato, estarán muy poco basadas en un conocimiento exhaustivo de las distintas selecciones. Puro esoterismo futbolero.

Los candidatos máximos

Por delante de todos (y no soy nada original), Brasil y España.
Aunque no vaya sobrada de talento, Brasil es Brasil. Por historia, sed de revancha (el Maracanazo sigue doliendo), por localía y por ese extra que siempre tienen (resumido en la fórmula arbitrajes favorables + buena suerte).

Y España porque sigue siendo España. Con talento a raudales, tiene ante sí seguir haciendo historia luego de lograr lo que nadie nunca antes: Eurocopa + Mundial + Eurocopa. La principal preocupación de Del Bosque es que sus jugadores demuestren hambre de victoria. Y ahí es donde están las dudas. Ahí y en la portería. Desde su conflicto con Mourinho, Casillas ha dejado de ser Casillas. Como dice Enric González, parece que ha perdido “la mirada del tigre”. Pero si Iker no está, bien vale un Sergio Ramos pletórico, como ocurrió en la final de la Champions, o cualquiera de sus compañeros a gran nivel.

Al acecho

Alemania y Argentina.
Los alemanes, porque llevan años trabajando muy bien en las categorías inferiores, tanto a nivel clubes como selección. Van sobrados de talento y tienen ya unas cuantas frustraciones sobre el lomo. Juegan bien, ilusionan a la gente, son creativos pero tienen un pequeño problema: no ganan títulos. Y ya va siendo hora.

Argentina. Hasta hace nada, tenía muy pocas esperanzas en la albiceleste. Pero últimamente tengo la sensación de que, esta vez sí, puede ser. Messi lleva reservándose toda la temporada y Sabella, por fin, parece haber entendido cómo plantar al equipo para que Lio esté cómodo. La no inclusión de Tévez y el descarte de Banega me han devuelto la ilusión. Señal de que las cosas parecen ir más o menos por buen camino.
Sabella ha conseguido armar un grupo sólido y unido, convencido de que puede conseguir algo grande. Ojalá se convierta en un equipo con las mismas características.
Si Argentina consigue alzar la copa tendrá, además, un mérito enorme: lo haría con un arquero, una defensa y un mediocampo caracterizado por la mediocridad de su calidad.
El fútbol ha conocido muchos equipos campeones integrados por jugadores mediocres y los seguirá conociendo. Esperemos que podamos constatar este hecho.

(A Ricky Álvarez no lo habré visto jugar más de 30 minutos. ¿Pero y si termina siendo el gran tapado? ¿La apuesta de Sabella que acabe en revelación? En un plantel carente de mediocampistas ofensivos puros, el del Inter, entrando en las segundas partes, puede convertirse en una pieza muy importante del equipo  para conectar con los de arriba y liberar a Messi)

Ojo con estos

Holanda, Italia, Francia, Portugal, Bélgica y Colombia.
Paso de hacer una análisis pormenorizado de cada uno de ellos, me limitaré a unas pinceladas.

El fútbol de selecciones tiene deudas con Holanda y con Van Gaal. Louis, a buen seguro, esta ante su última etapa como técnico de La Oranje y en sus manos tienen un plantel integrado por unos pocos valores consagrados y una mayoría de jóvenes de la cantera. Manejando plantillas así es como ha edificado una carrera prestigiosa repleta de grandes títulos a nivel clubes.

Italia. Con Prandelli, ya no son la vieja y aburrida Italia del catenaccio. En renovación constante, llegan después de alcanzar la final en la última Eurocopa. Si logran pasar de grupo (durísimo) estarán ahí.

Francia: en 2002, quedaron eliminados en primera rueda y al siguiente mundial se plantaron en la final. En Sudáfrica también cayeron en primera ronda y en Brasil ¿también…?

Portugal. Al igual que Messi, el paso de Cristiano Ronaldo por Sudáfrica no estuvo a la altura de las expectativas. Creo que, al igual que con Messi, esta vez las cosas serán diferentes.

Bélgica. Talento, juventud, desparpajo, poca presión. Cuenta con un talento como Eden Hazard que necesita brillar en un mundial para consagrase como estrella planetaria, y con el que para mí es en la actualidad el mejor arquero del mundo, Thibaut Courtois. No es poca cosa. No lo veo como campeón pero sí como un dolor de cabeza para cualquiera. ¿Serán capaces de igualar a la Bélgica de Scifo y Pfaff que cayó en semifinales de México 86 con Argentina?

Colombia. Tiene a Pekerman. La baja de Radamel Falcao sin duda merma mucho su potencial. Pero los cafeteros llevan ya demasiado tiempo defraudando en los mundiales y ahora, jugando no tan lejos de casa, puede que al fin superen sus muchos complejos.

Las sorpresas

En realidad, el calificativo de sorpresa le queda un poco chico y el de candidato, tal vez, le va un poco grande. En cualquier caso si Chile sobrevive al grupo de España y Holanda y se clasifica a la siguiente ronda, puede ser un rival temible. A través de Sampaoli, los chilenos seguirán por el camino trazado por Bielsa, aunque con un poco menos de histeria y más equilibrio. Pero atacando a lo loco. Y eso es siempre de agradecer.

Croacia. Pienso que cuenta con Rakitic, Modric y Mandzukic. Pienso que de un equipo con esos jugadores se pueden esperar buenas cosas. Pienso que debutan con Brasil. Entonces sueño que …

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fútbol. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Brasil 2014: Jugando a adivinar

  1. Seba Rivera dijo:

    Fe de erratas: un equipo sin volumen ofensivo, no “de ofensivo”.

  2. Seba Rivera dijo:

    Qué bien escribes. Sobre los resultados, ya están sobre la mesa. Argentina logró ser bastante regular en defensa y mediocampo (estructurado bastante para la contención). Chile, como bien dices, atacaba a lo loco. Hasta el Mundial. Me he llevado buena decepción del equipo, prefería realmente las deliberaciones de Bielsa y no tanto así lo que se mostró contra España, Holanda y Brasil: un equipo sin volumen de ofensivo.

    Saludos y felicitaciones por el espacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s