Tips para ser un auténtico/a boluding

En países de habla hispana como la Argentina, hablar y escribir enteramente en castellano pasa, a día de hoy, por ser algo anticuado, nada sofisticado y hasta se diría que casi vulgar. En la actualidad la tendencia es trufar cada parlamento, por breve y vacuo que sea, con frases y vocablos extranjeros, preferentemente provenientes del inglés, ese idioma que no tantos castellanohablantes dominan pero que se desviven por mostrar que algo tocan de oído.

Adolescentes y adultos que adolecen de variadas formas de estupidez son los adalides de una forma de hablar y de escribir que deja entrever lo que ellos entienden por sofisticación, otro de los muchos conceptos que se ven afectados por un provincianismo acérrimo disfrazado de modernez que afecta a tantos y tantas aspirantes a esnob.

Siempre se puede ser un poquito más idiota. Es cuestión de entrenar.

Siempre se puede ser un poquito más idiota. Es cuestión de entrenar.


Basta con echar una mirada a los titulares de diarios y revistas, leer cómo se escribe en las redes sociales y atender a cómo se habla en la calle y en los medios de comunicación para confirmar que, como sospechábamos, expresarse como un tarambana va camino de convertirse en el verdadero deporte nacional.

Sabiendo que nadie quiere ser considerado como un anticuado y que aparentar estar a la última, en lo que sea, es un imperativo social, va una lista con algunos consejos que no te podés saltar si querés ser un tilingo o tilinga más.

1. Tu lengua materna es el castellano y, pese a que fuiste a la universidad, te manejás con ella de manera deficiente y tus conocimientos de otras lenguas son apenas básicos o ni siquiera llegan a eso. Pero nada debe impedirte que cada vez que hables o escribas metas, SÍ o SÍ, alguna palabreja en idioma extranjero, mejor si es en inglés, of course.

Por ejemplo, si querés aconsejar a alguien, es preferible que uses tips en lugar de consejos. Es mucho más moderno y te da aires de ser una persona viajada, cosmopolita, culta e inteligente (*).

(*) En realidad sucede todo lo contrario pero es importante que te lo creas.

2. Al pan, pan, y al vino, wine. No permitas que el castellano se imponga en tu manera de hablar. Siempre podés hacerle un hueco al inglés. ¿Por qué ser tan menchos y caer en vulgarismos como torta de queso, amor, estiramientos, entrenador personal, demasiado, toque, rebajas, acoso escolar, taller o retraso cuando en su lugar podés decir cheese cake, love, stretching, personal trainer, too much, touch and go, sales, bullying, workshop o delay

¿Querés manifestar sorpresa, incredulidad o dejar patente que algo te hace gracia? No seas cursi y tratá de evitar expresiones prehistóricas como ¡¿Qué?!, ¡Dios mío! o Me meo de risa. Tenés que ser más cool (canchero, diría alguien de otro siglo) y escribir WTF? (What the fuck?), OMG (Oh my god) o LOL (Laughing out loud).

¿Pasarán los argentinos a llamar barbecue a sus tradicionales asados? Todo es posible.

¿Pasarán los argentinos a llamar barbecue a sus tradicionales asados? Todo es posible.

También resulta fundamental que le cuentes a todo el mundo lo que hacés a cada hora. Las redes sociales son un gran aliado para eso. Pero que ni se te ocurra conjugar todos los verbos en castellano: eso es de gronchos.

Si estás cocinando, escribí que estás cooking lo que sea que tengas en los fogones; si vas a salir a correr, avisá que estás listo para el running. Y si tu conocimiento del inglés es nulo y no sabés cómo se llama tu afición en la lengua de Shakespeare, inventátelo, como hacías de chico: por ejemplo, si tu pasatiempo consiste en saltar desde un puente con una soga elástica atada a los pies, aclará que lo que te dispara la adrenalina es hacer puenting.

A este ritmo, es posible que dentro de poco el tradicional asado sea reemplazado por el término barbecue. Es más, no descartaría que algunos ya lo anden utilizando.

3. Puede ocurrir que seas del interior de Argentina, del nordeste por ejemplo, y que tu nivel de inglés sea notable pero que, así y todo, haya cosas que se te resistan y te resulten imposibles de traducir al english. Verbigracia: chipá cuerito. No te asustes, es ahí cuando tenés que echar mano del porteño, otrora recurso number one para hacerse el fino. Decí torta frita y quedás como un duque.

Algo parecido puede que te ocurra con el maíz inflado. Toda tu vida lo llamaste pororó. Pero eso era antes, en la era previa al Facebook. Y aunque sos bastante tilingo/a, hasta vos sabés que si decís pop corn todo el mundo se te va a reír en la cara. No te asustes, otra vez el habla porteña viene al rescate para evitar que hables medio indio: pochoclo es tu vocablo para este caso.

Y es que más vale porteño de campo que de campo a secas.

4. Es posible que nunca hayas residido en un país extranjero ni traspasado jamás las fronteras argentinas. ¡Si hasta hay gente que no ha salido de su propia ciudad y ni tan siquiera ha llegado a adentrarse en otros barrios! Pero nada de esto debe ser óbice para que incluyas internacionalismos en tu manera de hablar. Si se te da mal el inglés, ante todo, calma. Existen miles de palabras y expresiones en castellano que no se usan en Argentina pero sí en otros países. Tenés tele, así que no hay excusas para que no adereces tu habla con un toque mexicano o caribeño.

¿Tu intención es decirle a tu pareja lo mucho que la apreciás? No le digas Te quiero, que eso lo utilizaba tu abuela. Probá mejor con un Te amo, como en las telenovelas. Si le añadís varias O al final intentando reproducir un grito prolongado y profundo, cosa que la frase te quede Te amoooooooo, resulta todavía mejor.

Si, en cambio, lo que querés es hacer un comentario halagador sobre la foto de su hijo que tu amiga subió al Facebook, ni se te ocurra decirle algo tan anacrónico como “Qué lindo está tu nene”. No quedes como un vejestorio. Escribí más vale que el niño en cuestión es “Un ser bello y lleno de luz”. Igualmente válido resulta el adjetivo bonito. En cuanto a lindo, se lo dejamos para su uso a los amantes de lo retro.

Y cuando el sol esté pegando muy fuerte y vayas a salir a dar una vuelta en auto recordá que es muy importante que lleves tus gafas. O sea, lo que en otros tiempos se conocía como anteojos de sol.

5. Puede darse el caso de que utilices cientos de extranjerismos cada día, que tu léxico esté compuesto de una constatada mezcla de spanglish con venezolano pero que, así y todo, no estés satisfecho/a y necesites más. No desesperes, es aquí cuando vienen en tu ayuda los diminutivos.

La regla de oro es: a más años, más infantil tiene que ser tu habla. ¿Qué sentido tiene despedirse de una reunión con tus amistades diciendo algo tan ramplón como “Nos vemos mañana, chicas” cuando bien podés decir “Chauchis, amiguis”?

Diálogos como éste te pueden resultar muy ilustrativos:

– ¿Nos tomamos un cafecito en el barcito de enfrente?
– Ay, dale. Pero aguantame un cachito que hago una llamadita a mi novio para que me baje un saquito, que me estoy quedando heladita.

Y así, hasta el infinitito.

El cómico Diego Capusotto supo reflejar muy bien la manera entre naif y boba que usan algunos para comunicarse.

El cómico Diego Capusotto supo reflejar muy bien la manera entre naif y boba que usan algunos para comunicarse.

6. Por último te recordamos que, si tuvieras que escribir un texto, de lo que sea, lo mejor es que consideres los tips descritos anteriormente y los apliques a tu writing para que tu redacción quede más bella y así la puedan leer más personitas.

Inevitablemente, uno termina acordándose de Juan Estrasnoy (otra vez Capusotto) y lamentando que sólo sea un personaje de ficción.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fútbol. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s