Ahí viene Ramón

Ramón Díaz se pondrá nuevamente el buzo de DT de River. Le espera un desafío enorme.

Ramón Díaz se pondrá nuevamente el buzo de DT de River. Le espera un desafío enorme.

Ramón Díaz, finalmente, vuelve a Núñez para ocupar otra vez el cargo de director técnico de River. Aunque los últimos laureles dignos y ya bastante lejanos lo conseguimos con el riojano al frente del equipo, no tengo a Díaz por un gran técnico, aunque tampoco por un zoquete. Su contratación no me parece, a priori, un error.

Hace 10 o 15 años seguramente hubiese sido más contundente y mi rechazo a su nombramiento hubiese sido categórico. Pero hace 10 o 15 años River era otro River. Y no sólo el equipo, también los hinchas eran de otra manera. La innegable bosterización de River, la vulgarización de la “riveridad” patente en la actualidad apenas si podía vislumbrarse entonces.

Al River de hace 10 o 15 años, aquel que nos deleitó con Francescoli, Gallardo, Ortega (el de entonces, no la caricatura que regresó luego a Núñez y que insólitamente muchos hinchas todavía veneran), Salas, Berizzo, Aimar y Saviola, Ramón Díaz se le quedó chico, insuficiente. El equipo aspiraba a tanto que para alcanzar esas alturas necesitaba un DT acorde. Si lo comparamos, lo cual es cruel, con Guardiola, Bielsa, Del Bosque o Ferguson, resulta obvio que Ramón no está ni estará jamás en esa categoría. Sin embargo, en un River penoso, hundido en el barro y que destaca por su mediocridad en un fútbol con un nivel competitivo de por sí mediocre, creo que Díaz puede ser una buena solución.

Con J.J.López y Almeyda como los últimos dos ocupantes del cargo, está claro que contar con el Pelado Díaz al timón es ya subir el nivel. Para hacerse una idea de lo bajo, bajísimo, que hemos caído.

Pensar en la grandeza que supimos tener, soñar con un fútbol de lujo, con un River jugando como lo ha hecho durante buena parte de sus 111 años de historia y siendo capaz de ganar títulos internacionales hoy es un claro ejercicio de ciencia ficción. Divertido tal vez e incluso ilusionante, pero una absoluta pérdida de tiempo.

Antes de aspirar a ganar los 100 metros llanos sacándole varios metros de ventaja a Usain Bolt, River debe primero aprender a caminar derecho sin caerse. En esas estamos. Cuando lo consiga, entonces sí, será tiempo de buscar un técnico mejor que Ramón. Mientras, el Pelado parece ser la última tabla a la que aferrarnos para no hundirnos definitivamente. Agarrémosla con fuerza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fútbol y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ahí viene Ramón

  1. momiallica dijo:

    Marcos, esperemos que no terminemos así de mal.Creo que Ramón tiene más “contras” que “pros”, pero entre sus virtudes tiene algunas que espero nos sirvan para salir a flote y, una vez mejorados, entoncés sí buscar un técnico mejor. Gareca podría ser una buena opción y quien sabe si el Muñeco Gallardo también en un futuro no muy lejano.

  2. Anónimo dijo:

    Cortita y al pie.
    Ramón nos va a dejar entre la Pampa y la vía, “argentino B”.
    No hay más técnicos para River?

    abrazo de gallina.
    marcos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s